lunes, 6 de febrero de 2012

página en blanco



Cuando la línea de la tarde roba
versos a la noche, cuando los labios
tienen la marca del instinto y la piel
recobra la memoria, entonces, solo
entonces, el silencio envuelve deseos,
sin la mirada indiscreta de la carne
y el penúltimo suspiro permanece
al gravitar en esa página en blanco
siempre a punto de ser escrita
evitando la crueldad del vacío,
y el interrogante primero.

Publicar un comentario en la entrada

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto