martes, 16 de abril de 2019

Cosas de Rodrigo

Resultado de imagen de mariquita fotos


Mientras escribía unos versos sobre el tiempo, Rodrigo se acercó.  Subido a mis rodillas, me dijo con voz de secretos. Sabes, papá en el patio del recreo he conseguido coger una mariquita. Ante mi cara de extrañeza, él me describió qué era una mariquita. Como vio que sabíamos de qué estábamos hablando me siguió diciendo que el bicho lo había mantenido mucho tiempo en su dedo. Cuando le pregunté cuánto, me espetó, con cara de “un más o menos”, que mil minutos. Una cantidad grande, respondí. Como si con él no fuera, siguió su discurso rematando que la mariquita se había ido por un agujero en la pared. Con pena me hizo entender que, por mucho que miró y escaló la pared, no pudo ver por donde había desaparecido. Así es hijo, cuando quieres apropiarte de algo la vida te muestra que no todo es tuyo. La mariquita se fue a su mundo, a su espacio, le dije. Me miró, no muy convencido, y siguió jugando.

miércoles, 27 de marzo de 2019

Diez motivos para creer y no es un decálogo.


Resultado de imagen de soy

Creo en el ser humano
a pesar de la maldad que anida
en lo profundo de él; 
en su inocencia
a punto de despertar al saber de las cosas;
en su bondad no-narcisista
capaz de perdonar lo peor.
Creo en la utopía,
escrita en el alma humana
que empuja a lo excelente
más allá de la mezquindad
egoísta que inventa conflictos. 
Creo en los gestos
que preceden a las palabras;
en la palabra sincera que, como fuego,
despeja la mentira;
y en el silencio oportuno
que aquieta la razón.
Creo en este barro del que estoy hecho
y desde donde crezco;
en la fragilidad
que me despierta a la fortaleza
en medio de las contradicciones.
Creo en la valentía de  empezar desde cero
por encima de los engaños, las pérdidas
y el infierno de algunos momentos.
Creo firmemente en la carrera
que me ha tocado vivir
donde siempre gano al aceptar perder.
Creo en el ser que no aspira más que a lo humano,
a ese misterio envuelto de paradojas
donde cohabitan las torpezas
y los aciertos, la oscuridad y luz.
Creo en lo imperfecto y finito
que moldea este cuerpo de dios menor
del que estoy hecho.
Creo que soy más amante que héroe,
que aprendo del fracaso.
Creo en mí y ya es bastante.

lunes, 25 de marzo de 2019

Hoy

Hoy, en este páramo desahabitado de la soledad, en medio de estas sombras que bordan negros en el camino, en esta compañía de la muerte amiga,del dolor hermano, aprieto la vida que me regala el azul y el murmullo del viento. La vida a la que no necesito explicar nada, la vida que me abraza y me quiere como soy. Hoy, en este vivir a contra corriente, me quiero con mis errores acogidos,con mis miserias aceptadas. Hoy.

( De Cuando los mensajes duelen)

Hoje, neste deserto desolado de solidão, no meio dessas sombras que bordam negros na estrada, nesta companhia da morte amiga, da dor  irmã, aperto a vida que me dá o azul e o murmúrio do vento. A vida para a qual eu não preciso explicar nada, a vida que me abraça e me ama como sou. Hoje, nesta vida contra a corrente, me amo com meus erros aceitos, com minhas misérias aceitas. Hoje

domingo, 24 de marzo de 2019

Presentación del CD Rehacer el alba.


El día 21 de marzo vivimos una tarde inolvidable en la RUCAB ( Residencia Universitaria de la Caja de Badajoz). No sólo porque era el día internacional de la poesía sino también porque se presentaba un proyecto gestado para invidentes, un CD musico-poético que tomaba poemas del libro Rehacer al alba. Memorias de un Naufragio que, hace un año, la editorial Vitruvio tuvo a bien publicármelo. 

Pedro Monty puso música a once poemas escogidos del libro para el CD. Mila Ortega y yo le pusimos voz. La grabación se hizo en los estudios pacenses de Raúl Velasco. 

Este día internacional de la poesía, en la RUCAB y bajo el patrocinio de la Fundación Caja de Badajoz, le volvimos a poner voz a los poemas de este libro. Junto conmigo Mila Ortega y Jose Manuel Sito Lerate.  La música en directo de Pedro Monty, increíble maravillosa, única. De repetir el acto la música no sería la misma, sería otra obedeciendo a la emoción del momento. La presentación corrió a cargo de Jose Manuel Vivas, otro de los escritores de la Nueva Tertulia Página 72.

La cincuentena de personas que en este salón de actos se reunieron disfrutaron de todo ello. 

Gracias a la Fundación Caja de Badajoz por creer en el proyecto; gracias a Mila y Jose M. Sito, a Jose M. Vivas por darnos su tiempo y prestarnos sus voces. Y mil gracias a Pedro Monty por su música y por su amistad. Un honor ser su amigo y una gozada trabajar con él. 












Mi torre de historias íntimas


No hay ninguna descripción de la foto disponible.

[Ayer haciendo limpieza en la mesa de despacho y organizar los libros que me habían regalado y comprado en este trimestre surgió, casualmente, esta ] torre de historias íntimas, de paisajes misteriosos, de voces diferentes que han ido cotejando mis sueños y anhelos mientras los leía, [en estos tres meses últimos].

Unos son regalos de amigos, y otros comprados por interés de saber de ellos.] Autores maravillosos que, [ como tantos otros,] me han acercado a esa orilla de lo cierto más allá de lo tangible.
Gracias a todos los aquí expuestos [ y l@s que no están] por acercarme a esta casa solemne de las Letras con mayúsculas. Gracias a vosotr@s seguiré soñando la verdad...en medio del silencio.
Gracias a los que sin pediros nada me ofrecisteis vuestra obra y la amistad. Y a l@s que os pedí algo nunca fue desde un interés bastardo sino desde la confianza y la generosidad que me habíais mostrado previamente.


lunes, 11 de febrero de 2019

Esta avenida interminable.





Resultado de imagen de semáforos




Semáforos en rojo,
después, una rotonda.
Delante, un coche fúnebre;
a la izquierda, el largo seto
que divide la avenida.

Dentro de mí, el deseo
golpea las arterias.

Estoy vivo y te quiero.
te lo diré con un gesto
al llegar a casa y entregarme
al camino de tus brazos.
Solo tú, la piel y las caricias.

Me duele
esta avenida interminable del día.

Consuela desearte donde la gravedad
de nuestro amor
resuelve la geometría del anhelo.

( De Un concierto de sonidos diminutos. Herákleion, 2013 )

miércoles, 6 de febrero de 2019

Un día cinco de febrero

Seja como for, a vida é um presente incrível. Devemos aproveitá-la em todos os momentos.





EN EL MAR del calendario,
un día, como cualquier otro.
Un día cinco, en un segundo,
todo se hizo silencio.

Nunca sabré decir lo que pasó.

En el tránsito cotidiano,
las sirenas anunciaban lo peor,
las miradas sujetaron el grito.
Y mi recuerdo un paréntesis.

Siempre estaré en ese vacío.

Con la huella de quien permanece
mudo en el instante, acojo la levedad
del momento. Un día cinco de febrero
de dos mil dieciocho,

en el ecuador de mi existencia,
la vida me envolvió
al dibujar en el aire

un tiempo al revés.

( De El adverbio incierto de las horas)

MEDIODÍA,


                                                                                A Hilario Barrero






MEDIODÍA, de pesada luz,
tiempo de insignes presencias,
el momento justo para mirar
el ceño de Beethoven que viste la estancia
con el vértigo de una Sonata.

Un espacio para volar
por encima de las derrotas,
abrazado al instinto poético de  Hilario Barrero;
al cosmos de Wolf, Pastor y Veyrat;
a la rima necesaria de Brezme y Pepe Iniesta.

Momento épico, sin duda,
con un  punto de maldad que no abandono
ante la travesía compleja del verso,
ese preciso don de lenguas,
bajo un sol de poniente y un abrazo de sirena.

Luz de mediodía, desviada del mundo,
que afirma este sinprisas irredento
del ser poeta, a veces, analfabeto
que no quiere morir de tristeza
ni cambiar el nombre de las calles.





                          (Del libro inédito PARA NO ESCONDER LA LUZ, pg. 49)

domingo, 3 de febrero de 2019

METAPOESIA en mis últimas criaturas


En mis últimas creaciones, desde hace ocho años, comencé a hacer guiños al ars poética. Aquí una prueba de ello. 

Resultado de imagen de metapoesia

En LAS SIETE VIDAS DEL GATO (2010)

La carne del poema

Grita la mañana, la lluvia.
La inocencia pasa
con arreglos de nostalgia
soportando la limosna del saber.
En este pasar
de los monstruos del miedo
el llanto se acomoda
                             en los bolsillos.

Empieza a clarear.

Tiempo incierto. Llueve ilusiones
en las manos
             siempre atentas al vuelo.
Los ojos se acostumbran al invierno.
Una oración graba el momento,
 la muerte llega
                         de puntillas.

La carne del poema se revela
en el centro animal
                                 que lucha
con el verbo
              de las horas vigilantes.
Pág. 99


Impulso

No me detengo ante el verso
sino ante la herida
del poema.

Mañana ya es tarde
para dejar un regalo
entre las páginas
de sus sueños.
Pág. 101


 En UN CONCIERTO DE SONIDOS DIMINUTOS (2013)

La piel de un poema

He perdido la cuenta de las horas,
mientras los sueños sellan
el recuerdo de otros versos.

La piel de un poema reclama
el canto de los gritos
agolpados en las manos.

La forma de tu voz se pierde
en el barullo de la calle,
dejándome la huella del sonido
con ese olor a soledad
que dibuja desiertos.

Después, por los rincones,
llega el delirio de las musas.
Me seducen y detienen el tiempo
con la sorpresa del poema.
Pág. 61


 En EL NOMBRE SECRETO DEL AGUA (2016)

Y en este lenguaje de los gestos
se modelan los sueños y la boca se desnuda
ante el consuelo del verbo. Todo perfecto, todo
ante la caricia del agua que marca
el misterio de la danza en la sangre del poema.

No hay clave capaz de descifrar el vértigo del sexo
cuando el mundo se detiene en el alma de las horas
y se frena el amargo sabor de la vida que arranca
trozos de cielo al atravesar los límites del agua.
Pág. 36



Sigo mudo en esta fragilidad
del misterio que me circunda. Los verbos
resisten entre aguas interiores. Ruedan
ebrios de limo.

Quiero regresar al lugar del sueño,
sin alas. Impulso que busca,
en el espejo del agua,
versos prohibidos.

Se oculta el poema en el aliento de las palabras.
Y las estrofas, cantos rodados, se pegan
al ser del verbo, con el anhelo
de darle nombre al agua.
Pág. 62



 En LA SORPRESA DE LO HUMANO (2018)

PRIMERO, el silencio, /esa nada que marca/ el ruido de los versos.
Después, la palabra /inundando el cosmos de lo frágil /hasta sorprender /
con un extraño ritual de paso.

Y al final, el poema / invadiendo de formas invisibles / y emoción /el hastío de los días, / el punto cero, / en un continuo comenzar/el puzle de la vida.
Pág. 43


El tiempo se disfraza de imagen sin hogar,
en transeúnte perdido; es como una letra en la pared,
la espera del autobús, un beso improvisado;
el arreglo del ascensor, la nota del cartero.

El tiempo, un juego de versos
en un poema por terminar.

El tiempo,
el bendito tiempo,
huye,
se desbarata,
se oculta
y juega a ser.
Somos paréntesis…
Sueños.
Pág. 58


EL POEMA se vuelve impulso generoso/ del misterio que circunda. /
Un paisaje donde los espacios / se revelan como la conquista / de un Tabor/
que escapa de las horas.

El poema, / la angustia de no saber expresar / el secreto inabarcable /que nos habita. / El ser del verbo/ que somete los deseos.
Pág. 62

Mientras preguntas, cuelgas tu rostro de los días del calendario. Un ingenuo rito
 que me permite inmolar el presente en el altar de un poema.
Pg. 66

En  REHACER EL ALBA. MEMORIAS DE UN NAUFRAGIO (2018)

EN ESTE TRAJINAR
sin ganancias,
el verso no consigue
lo que el oído entiende.
Por qué abandonar el poema
en el desierto de las palabras.
Pág. 26





martes, 29 de enero de 2019

Cordoba. Libreria Luque. Rehacer el alba


La imagen puede contener: Fermin Castro, sentada e interiorLa imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas e interior

Magnífico encuentro con escritores y otro público interesado en la presentación de Rehacer el alba en la librería Luque de Córdoba.Presentó la obra el escritor cordobés Fermín Castro.


Gracias a Fermín y su mujer, Carmen López por su cariño y su estar atento en todo momento. 

Gracias a Nuria López por enseñarnos la Mezquita con una visión platónica muy interesante. Gracias también a Sebastian De la Obra por mostrarnos la Casa Sefarad, un lugar maravilloso y único. Nos guió por la temática de Cortomaltese de Hugo Pratt , unica en el mundo, que en este momento se expone en la casa Museo de Sefarad.



Gracias a Miguel, Diego, José Miguel García por acompañarnos esa mágica noche del viernes en la Luque.



La imagen puede contener: 2 personas, incluido Faustino Lobato Delgado, personas sentadas e interiorLa imagen puede contener: 3 personas, personas sentadasLa imagen puede contener: una persona, de pie e interior

Córdoba está, desde este momento, en el presente continuo de los afectos. Volveremos ,porque siempre se vuelve a los lugares que se aman.

Presentación en Azuaga de Rehacer el alba

La imagen puede contener: Efi Cubero, sentada, mesa e interior

La noche del 25 de enero viví la magia de la poesía en la Librería Café Alejandría de Azuaga. Esta magía existencial  es una realidad sentida de la que difícilmente se puede dar una explicación. Yo no soy capaz. Sí, puedo decir que el cariño y la maestría de Efi Cubero marcó ese tono de lo excelente; que la acogida de Manolo Calero, el librero de Café Alejandría, su amabilidad ayudó a crear el ambiente sereno de un encuentro maravilloso; que la visita de amigos escritores de Córdoba,Jose Miguel, Miguel, Diego y su mujer, capitaneados por Fermín Castro, elevó a la enésima potencia esa maravilla del sentimiento; que Gema y Rodrigo estaban ahí haciéndome sentir sencillamente humano; que el público, numeroso, se entregó a la escucha atenta y generosa creando una corriente de lo sincero que estos eventos deberían tener y que no siempre tienen.

Gracias,gracias a todos.

La imagen puede contener: 8 personas, incluidos Fermin Castro, José Miguel García y Faustino Lobato Delgado, personas sonriendo, personas de pie e interior

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto