sábado, 11 de septiembre de 2010

A ESTRELLA DONCEL, MI AMIGA.














1

Miro el horizonte y te descubro
en la amabilidad de ese atardecer
que desborda el Alentejo.
Así, te encuentro generosa
como el agua de este río
que inunda la ciudad y arrastra
el tedio de los días. Así,
amante.

Cuánto amor que fue regazo, cuántos
dolores señalan tu figura y trazan
la melodía de tus versos.

Tendría que ser raíz para entender
tu fortaleza ahora vuelo, brisa
que mece nuestra memoria
y balbucea madrugadas.


2

No te busco en las alturas
porque estás anclada
en el verso de tus calles,
en la palabra que empuja
solidaria
el grito rebelde por lo justo.

Bendigo a la vida que te tiene
y al recuerdo
vestido de sonrisa. Bendigo ese deseo
de compartir
la intimidad de lo sencillo.

No estás y se hace el silencio
que no es ahogo del alma,
ni es parte del olvido,
ni tampoco eco de ausencias,
sino el simple contemplar
de tu huella en cada uno.




Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto