sábado, 2 de septiembre de 2017

Te vi pasar


Te vi pasar
con esa premura de tormenta
que no admite pausas.
Hacía calor. La música
amortiguaba los silencios.
Te vi pasar dejándome el regalo
de tu sombra
y el perfume incierto
de un mirar perdido 
en la frontera de la calle.

Te vi,
detrás del verso,
como un ángel guardián.
No había palabras,
solo el tímido eco del dolor. 
Te vi pasar 
frente al espasmo absoluto 
de la noche 
y dejé
que arrojaras mis deseos 
en el infierno de siempre. 

Qué decir si el destino 
ya marcó 
nuestro punto de llegada.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto