lunes, 15 de septiembre de 2008

CREER

CREER en el día
que amanece y regala luz, la sorpresa de ver
y sentir las horas,
rompiéndose como olas en el espacio
creciendo infante hasta morir,
pleno de vigilia con sonido de pájaros,
en el crepúsculo de la tarde.

Acreditar no dia
que amanhece e oferece a luz, a surpresa de ver
e sentir as horas
que se rompem como ondas no espaço
crescendo infante até morrer,
pleno de vigília com som de pássaros,
no crepúsculo da tarde
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto