domingo, 21 de septiembre de 2008

EXISTIR

EXISTIR en el tramo de vida
hipoteca de horas, minutos y felicidad
ausente; existir en el rincón cobarde
de la pereza, en el vivo deambular de la ilusión,
en el corte trémulo de absurdas impaciencias;

EXISTIR en el hastío de los días,
monocordes y grises, y en los alegres,
en todos los días de amor que han existido,
que existen y dan felicidad sin nombre,
que pasan dejando su huella en la brisa
del recuerdo;

EXISTIR, con las manos tendidas, abiertas
en señal de duelo, de oración por todos
los muertos, por todas las injusticias
que rompen el horizonte humano, por todos
los sinsabores, por todos los desprecios...


Existir no trecho de vida
hipoteca de horas, minutos e felicidade
ausente; existir no canto covarde
da preguiça, no vivo deambular da ilusão
no corte trémulo de absurdas impaciencias;

Existir no fastio dos dias,
monocórdicos e cinzentos e nos alegres
em todos os dias de amor que existiram
que existem e dão felicidade sem nome,
que passam deixando o seu rasto na brisa
da lembrança

Existir com as mãos estendidas, abertas
em sinal de luto, de oração por todos os mortos
por todas as injustiças que rompem o
horizonte humano, por todos
os sensabores, por todos os desprezos...
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto