jueves, 4 de septiembre de 2008

ROMPECABEZAS

El azul grisáceo
del Barrio Latino se redimía
en los umbrales
de unos restaurantes al uso.
Parecido a conchas gigantescas,
las calles se abrían al ajetreo
de vendedores que sellaban affiches
de menús baratos. Todo un rompecabezas
de sabores y lenguas..

Miradas con hambre se mezclaban
con la curiosidad y el cansancio.

En una esquina se sorteaban aplausos
mientras alguien emulaba a Edit Piaff
y otros devoraban helados italianos.
La babel se aplastaba entre veladores
de color y los suspiros se exponían
en las ventanas sin rejas. Todo era
confusión organizada, un caos regado
al azar por las calles del Quartier.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto