domingo, 20 de febrero de 2011

Trasgredir sueños




Leyendo a Gamoneda.




Oigo tu risa

Entro en el salón donde la luz
pesa en las cortinas
pero no estás
sólo el sillón que arropó tus sueños.

¿Todo en mí es presencia?
Sí, porque más allá de las palabras
descubro otra vez tu risa.

Qué cercano se ha vuelto el deseo
tú sonries en mis manos
cuando acaricio aquello que te hacía reir.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto