domingo, 6 de marzo de 2011

Sí, sin preguntar nada



Dejando otras preguntas sin disfraz
en un territorio sin censuras,
los ojos dijeron sí, sin preguntar nada.

Y la distancia ocupó su lugar,
en el silencio.
Mañana será después,
siempre después, sin fantasías.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto