lunes, 30 de marzo de 2015

El tiempo


El tiempo se me escapa por las aceras
se enreda en la huella del recuerdo;
se me va con  la prisa de la mañana;
se frena  en el regalo de tu sueño.

El tiempo se deshace entre luces, ruidos
y en los monosílabos  de color de este ángel
que nos nombra. El tiempo  no existe
en la memoria de la casa y los gestos de perdón.

El tiempo, una imagen sin hogar, un transeúnte perdido,
una letra en la pared, la espera del autobús, un beso improvisado,
el arreglo del ascensor, la nota del cartero, un juego de versos
en un poema por terminar. El tiempo, el bendito tiempo.


Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto