miércoles, 8 de abril de 2015

Quién podrá matar el poema.



Te acercas hasta romper el silencio de los días.
me regalas la risa. El abrazo diluye los abandonos
haciendo gritar las aceras. Se para el tiempo,
y mi carne tiembla, como si estrenara versos.

Me miras hasta despejar los nublados. Al instante,
empecé a navegar en el rap  de siempre.
Celebro la mañana que rompe muros
y aleja soledades. Cuánto vale tu palabra.

Nunca será como ayer, porque el presente
tiene sus afanes y estos ya marcan el dolor
que hiere la garganta. La prueba despeja
las dudas, el mensaje la incertidumbre.

No quiero que tu alma se rompa por las esquinas,
sino que viva y afirme la voz. Es primavera,
siempre es primavera cuando estas. La pasión
me embarga. Quién podrá matar  el poema.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto