jueves, 9 de abril de 2015

Un“kairós”que me seduce.


El recuerdo de tu risa se diluye en el tiempo.
Tus abrazos son memoria, una hoja en blanco.
Pensarte es, a veces, un duelo; otras,
el rostro  del placer.

Estás dentro de mí con esa fuerza mayúscula
que  me hace vivir. Tu mirada selló a “Cronos”
y me empujó al  vértigo de las cosas.
El rostro del silencio es un“kairós”que me seduce. 
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto