viernes, 24 de marzo de 2017

Mi espejo...

                                                                                         Qué gratas son tus caricias,
                                                                                         hermana mía, esposa;
                                                                                        son mejores que el vino tus caricias,
                                                                                        mejor la fragancia de tus perfumes
                                                                                        que cualquier aroma.
                                                                                                       (Cantar de los cantares 4,8-13)


 Resultado de imagen de mi espejo

TE FUISTE con el velo de la noche.
La claridad enmudeció el ardor insaciable
de la piel. Nada como tus labios
para alimentar la página de mis versos.

Vuelves, con el cansancio del día
con la sonrisa y el miedo.
Tus manos alientan los ritos
de la comida y la palabra.

Estas, en medio del cotidiano,
redimiendo las pequeñas cosas.
Y el mundo comienza a girar
no sé si al revés pero gira.

Permaneces, como la brisa,
calmando este fuego 
que prendes en mis ojos
cuando te acercas.

Ahora sigues anidando nubes
en la tierra de mis manos,
en mi boca, en mi alma.

Eres mi espejo y lo sabes.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto