martes, 4 de agosto de 2009

Habitación 124

Mi padre se muere



Habitación 124. El silencio
de sus ojos llena este espacio
desnudo.Ningún reproche,
ninguna culpa,en este tránsito
animal.

------------


Habre los ojos con el cansacio
de quien no quiere seguir
en este desierto.Pero el mar
de sus dedos no deja de traer
olas,esas ganas de vivir
lejos del ruido.


-----------


Está, soportando
la levedad de su cuerpo.
Estoy, dejándome llevar
por su suspiro. Y en este
estar,indiscreto, volamos
hasta descubrir la mentira
de la altura.

5 comentarios:

Isabel dijo...

Tino, así es la vida, irremediablemente se nos van las personas a las que tanto amamos.La más cruel realidad de la vida es la muerte, más fuerte que nunca vaya mi abrazo.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Reflexiones donde la palabra es un mero útil.
Un abrazo grande, Tino.

Marian

Anónimo dijo...

Todo mi apoyo Tino, con el corazón, por esa fuerza que necesitas en estos duros momentos
Un abrazo
Miguel

El Picateclas dijo...

Hola Tino,fortaleza para la etapa que estas pasando,La Muerte para las grandes personas estan reservados los grandes lugares.Ese gran lugar es un regalo y ese regalo es permanecer en los corazones de los que lo han querido eso significa ser eterno y la eternidad es inmortal.Recibe un fuerte abrazo.

guillermodreus dijo...

XVIII
En el límite de la palabra
está la luz

Callada música.
Noche.

Es el poema
una metáfora
del silencio.

Retrato del autor
-José Luis Jover-


P.D.: ánimo

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto