martes, 4 de agosto de 2009

Habitación 124

Mi padre se muere



Habitación 124. El silencio
de sus ojos llena este espacio
desnudo.Ningún reproche,
ninguna culpa,en este tránsito
animal.

------------


Habre los ojos con el cansacio
de quien no quiere seguir
en este desierto.Pero el mar
de sus dedos no deja de traer
olas,esas ganas de vivir
lejos del ruido.


-----------


Está, soportando
la levedad de su cuerpo.
Estoy, dejándome llevar
por su suspiro. Y en este
estar,indiscreto, volamos
hasta descubrir la mentira
de la altura.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto