jueves, 13 de agosto de 2009

MARTIRIA







No hay nada que buscar. Todo está ahí,
en ese tropiezo miserable que deja huérfanas
las horas de la muerte. Como un insulto, el tropel
de tubos atraviesa la carne de nieve. No hay nada
que buscar todo está ahí en el tronco roto lleno
de historias.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto