viernes, 11 de diciembre de 2009

Sobrevivir a la negligencia

Los cactus de la escalera de mi casa sobreviven a la negligencia de los que allí los colocaron. Los pobres están siempre pidiendo agua y de no ser porque los riego, de vez encuando,en esta hora estarían más muertos que Colón. La verdad es que la señora de la limpieza no les hace ni p...caso. Bastante tiene élla con arrastrar ese "a modo" de cepillo dejando el polvo para atrás. En fin, los cactus son una metáfora viva de esos sobrevivientes en medio de situaciones críticas.



La foto es de Carlos Rivero. Magnífica.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto