domingo, 20 de diciembre de 2009

Soledades con otoño.




Estoy en ese límite de barricada, egoísmos
que huyen de las sombras y dibujan palabras
anotando planetas en un caos sin emociones.

Me duelen tanto las raíces que sólo aprecio
tu sueño en mis torturas.

Hace días que no cambio las cajas
del trastero, las que han soportado dos mudanzas,
algunas lluvias, cuatro inviernos
y una riña.

Siento la extrañeza
del insecto
mi
rán
do
se
en la piel
de un espejo.


Cuándo amaneceré
en tus ojos.
Tengo tantas soledades con otoño.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto