jueves, 7 de enero de 2010

Padreuestro



Ha pasado el día de Reyes y así, como por casualidad, en el foro Libertad 8 alguien rescató un poema que tenía olvidado y que cuando lo leo me emociona...Este es mi primer año sin tener físicamente a mi padre. A donde esté le mando un beso.












A veces, con disimulo
entono el Padrenuestro,
desafiando la timidez y el ateismo.

“Que estás en los cielos” sigo,
aunque no sé bien cuántos cielos hay.
Sé que por aquí quedan pocos
y los que hay se concentran en la isla
de tu sonrisa y en las ganas de caricias
cuando el televisor nos aburre.

“Santificado sea tu nombre”. Qué grande
el nombre, me emociona esa santidad,
sobre todo cuando veo a mi padre.
Él está, siempre ahí,
sin molestar.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto