sábado, 25 de junio de 2011

Cuando el comer se vuelve arte





Antes de venirme de Talarrubias mi mujer ha pasado unos días conmigo. Esta zona de la Siberia extremeña tiene muchos atractivos turísticos sin explotar. Es la gran desconocida. El último día, al volver, nos hemos desviado de la ruta normal y hemos ido a un restaurante, situado en la provincia de Cáceres, en un pueblo próximo a Guadalupe,Cañamero. El restaurante se llama "Algo así". Aquí, sus dueños, unos suizos de Berna, hacen todo lo posible para que el paladar toque el cielo, y no el de la boca precisamente, sino el de los manjares y las exquisiteces. Esta vez nos acogieron en la terraza que la tienen a condicionada con la cerámica del amigo Antonio Murillo un artista de Granada afincado por estas tierras.

























Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto