domingo, 29 de mayo de 2011

Un lugar mágico



Ayer estuve con mi mujer cerca de la Rabaça española, en el mismo distrito de La Codosera. Este es un lugar mágico, maravilloso. Fuimos porque nos invitó nuestro amigo Antonio Castro y Mari, su mujer que, desde hace más de diez años, tienen allí una casa de ensueño. Levantada poco a poco, como suelen hacer las personas que disponen más, que de dinero, de voluntad e ilusión por las cosas y la vida. Esto es lo que nuestros amigos tienen.




Hace unos años sufrieron un fuego por toda la zona que les dejó todo completamente calcinado.El porche de la casa, recién construido y el exterior se destruyó. Ahora, después de aquel terrible suceso todo está volviendo a la normalidad.



El lugar está situado junto al nacimiento del río Gévora, el mismo río que le da nombre a la pedanía cerca de Badajoz.




Un sitio impresionante. Toda una envolvente de verdes y cielo. Un punto de nuestra tierra donde el tiempo parece detenerse. Así, esta belleza de lugar, unida a la generosidad de nuestros amigos, nos hizo sentir diferentes, diría que mejores. Y es que estética y ética siempre van juntas.




Para qué ir lejos cuando la belleza la tienes al lado, a la misma puerta de tu casa, bueno a cuarenta kilómetros de Badajoz

Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto