sábado, 19 de enero de 2013

¿Cambiar el sistema? Primum vivere deinde philosophari




















Este día tan ciclónico, tan de viento y lluvia, tan desagradable,  me parece una metáfora de la situación política que vivimos los españoles. Menuda ventolera la de un gobierno que no acepta los hechos consumados  de corrupción, con los Barcenas o en otro momento con los Gürtell. Que grandes ciclones  tiene que soportar la  Casa Real, cada vez más decrépita y descafeinada, con esta historia de los Urdangarines, es tan fuerte que dejan lo de los "elefantes" en una anécdota de mal gusto. Y en esto de tener aires revueltos no quiero nombrar todos los que sufre el poder judicial con un Ministro de Justicia respondón y atravesado. basta con apuntar la ley  "chapuceras", que se refiere a la atención de los inmigrantes,   esta que por acoger a un o de ellos puedes ir a la cárcel.   Vamos que ser solidario está penado en España. Así que mires por donde mires el síndrome ciclónico de los poderes, legislativo, ejecutivo y judicial, están como para remoldearlos de nuevo porque por ahora, con tanto aire parece que no dan la talla.

Es posible que estos vientos hayan removido la "mierda real" que existe en todas estas instituciones y a la vista de sus fracasos están pidiendo cambios. No es descabellado plantearse que si esto no funciona habrá que cambiar de sistemas. Tal y como estamos, no progresamos, retrocedemos. ¿Dónde ha quedado lo que supuestamente se ha conseguido en un Estado de Social y de Derechos, como el nuestro? ¿Por qué se ha perdido en el poco tiempo que estos del PP están llevando "sus políticas" económicas, esas que acentúan el  vasallaje a los mercados? ¿Por qué estos crean una amnistía fiscal para  "ocultar" a los corruptos? Y he nombrado a unos que actúan igual que los otros. Vaya con las corruptelas oligárquicas de los del PSOE . Y si seguimos tirando de la cuerda vemos que hay tanta ventolera que se constipa hasta el gato.

Miremos donde miremos el aire arrecia y esperemos que una de estas ventoleras no se nos vuele lo poco de decencia que nos queda. ¿Hacia dónde vamos? De momento el 15 M dio una lección a los políticos demostrándoles que las cosas no . pueden funcionar de esta manera tan atropellada e injusta. ¿Qué nos queda? Mínimo, la dignidad. Esta cuenta aunque cuando la vapulean ¿ qué haremos? Hacer, lo que se dice hacer, será poco o nada  y esperemos que a cualquier loco "mandón" no se le infle las narices y entonces la acción se vuelva una timocracia, una dictadura...Aunque al paso que vamos dictadura es lo que tenemos. En fin, espero que las actuaciones no sean violentas porque estás tienen siempre malos resultados.

No perdamos "el norte" mientras nos quede decencia y la razón nos funcione aunque es verdad que cuando el estomago aprienta siempre esta eso de "primum vivere deinde philosophari" o lo que es lo mismo "Primum manducare, deinde philosophari". Esto no lo tendría que decir yo que me dedico a dar clases de filosofía y menos, empleando esta frase del mismísimo Hobbes, pero es lo más real ante las ventoleras que nos atenazan. 

Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto