viernes, 8 de noviembre de 2013

Sobrevivir


Sobrevivir entre las sílabas del poema,
porque los versos tienen ese paisaje que marca
el después del dolor; ese sufrimiento que está
en el origen de la madurez.

Sobrevivir en la  metáfora que navega
por encima de la nada, sin destrozar el pasado
que nos soporta.

 Sobrevivir,  porque la existencia, a veces,
es una pregunta en el pentagrama de la vida.  

Sobrevivir al escalofrío de la basura de los "hijos de puta"
que nos empujan a recoger su mierda en el revés de lo justo
haciéndonos gritar el valor de lo humano. 

Sobrevivir es algo mas que tener carne de poeta
que, como el "escarabajo sagrado", se impone a la descomposición;
es saltar la línea roja de lo correcto más allá de lo prohibido;
es aprender a no esperar la felicidad que no existe; 
es dar bandazos entre lo amargo y la angustia
del no saber qué vendrá; 
es tener ojos de rapero que miran donde los demás se duelen;
es creer en la verdad y en lo bello, como un escándalo.

Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto