domingo, 20 de abril de 2014

Preludio de lo incierto





En medio de la nada, 
de esta inmensa nada
y del silencio del agua, 
el río imagina ser cielo.

                       La corriente no evita 
                       el dolor de la soledad.  

El silencio evidencia la nada
allí donde la angustia toma partido
sofocando  la última siembra de la vida
en este río que alimenta el lodo.



Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto