sábado, 7 de marzo de 2009

ES POSIBLE
















Es posible que su rostro dibujara la noche
y tras la mascara de luna hubiera alguien
que deletreara el viento. Es posible
que su piel fuera agua amamantando
lluvias y sus palabras deseos de un invierno
que no cesa. Es posible que siga perdido
entre las sombras de la calle, es posible.

Ahora, en esta soledad
que alimenta los recuerdos descubro la traición
de la tarde que borra indiferente su presencia.
Sólo los sonidos seducen el compás de la sangre.
Los ruidos, en el centro mismo
de este océano de impiedades, vagan
por las ausencias.

Es posible que venga y sus besos abran
el sello del Paraíso hasta prender fuego
en los aleros de mi cuerpo mientras la noche
busque la fragilidad
del silencio. Es posible.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto