lunes, 23 de marzo de 2009

LLEGÓ LA MAÑANA




La piel deshizo
el color de la noche; la palabra
abrazó la carne, el silencio
el penúltimo respiro.

Esperaba el amanecer
y me encontré con tu nombre
con el primer verso
con todos los deseos
con las ganas de volar.

Llegó la mañana con sus disfraces
y tú
seguías ahí
consolando mi sueño.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto