jueves, 22 de septiembre de 2011

En el dolor del tiempo.



Entre ruidos monocordes de la calle

se rompe el tiempo en la tarde.

No hay marcha atrás solo el vuelo del ángel

que recoge palabras acompasadas con mil melodías,

todas las imágenes vertidas en los ángulos estrechos

de la memoria.

Por la cordillera del deseo descienden

alados sueños. En el dolor del tiempo

comienza la noche.




Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto