miércoles, 9 de octubre de 2013

La vida tiene nombre



Cuando la ternura toma cuerpo
y el aire se respira entre sueños,
la vida tiene un nombre, Rodrigo.

Cuando su boca roza mi cuello cómo explicar
esta fortuna que se pega a la piel
con balbuceo de alas.

Cuando la madrugada se confunde
con la tarde anterior
y el llanto es un grito de hambruna,
la vida se llama, Rodrigo.

(De El efecto Rodrigo)
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto