domingo, 7 de junio de 2015

Adverbios...



Aprendimos a decir ¡bien! , dando color al orden.
Una costumbre en la conquista del diario.
Y con él,  nos sentíamos  dioses al gritar ¡bien!
Un grito de triunfo, con sabor a caramelo
en la hiel de los días. Y junto al grito de victoria,
un ¡no! dando color a la existencia. Un gesto
que parece no decir lo que pronuncia.
Y en esta retahíla, de modo y negación,
el “aquí” y el “allí”marcando las presencias
de un paraíso donde jugar es descubrir
el sonido de la luz. Adverbios mágicos
que nos habitan  y nos hacen crecer.





Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto