martes, 3 de febrero de 2009

MEMORIA VIOLADA.




Surcos de dolor arrasan tu cara
que niega la luz en un sin-cielo,
ni fe. Que solo hay cuerpos
sin alma en este infierno
del llanto roto de Gaza.

Cuántos labios susurran
dolor, agrupado a la tierra
herida. Cuánta entraña seca,
en el centro de tu memoria
violada. Cuánto.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto