domingo, 4 de octubre de 2009

“BASUREROS-GUARDERÍA” DE LA ENSEÑANZA.

Hace unas semanas hemos comenzado las clases en la Secundaria y Bachillerato y hemos vuelto a abrir “la caja de Pandora”. En las aulas de los centros han comenzado a salir “los males” en forma de desánimo y de estrés para unos y en forma de disgusto manifiesto para otros al volver a repetirse, sin mucha solución, los defectos del año anterior: Indisciplina y falta de conocimientos. Ante esto hay una mano “pandorina” que cierra la “caja de los males” manteniendo dentro de ella atisbos de esperanza que, a veces, no es más que un cúmulo de soluciones “torpes” para pasar el tropiezo del momento. Así, en un intento de contentar a unos y poniendo “paños calientes” en otros, los que nos gobiernan corren un tupido velo sobre la realidad “desastrosa” de la educación. No debemos olvidar que España, en este nivel de la enseñanza, es la penúltima por la cola en toda Europa. Esa mano a veces generosa y otra interesada de calmar vientos es la de los Sindicatos que, en su “rodar lento”, secundan las “memeces” de nuestra Consejera que no acaba de tomar el “toro por los cuernos”: disciplina y conocimientos. Tantos los unos como la otra no quieren ver este “hacer aguas de la enseñanza”, cada vez con más instrumentos sofisticados: ordenadores y pizarras interactivas. Cuánto hemos aumentado en materiales y cuánto bajado en calidad de enseñanza con alumnos cada vez más salvajes y con más lagunas de conocimiento.
Respecto de la disciplina ya hay quien dice que “los profesores se enfrentan a los alumnos, especialmente los adolescentes, más desorientados de la historia.” Ciertamente a éstos les faltan, en líneas generales, valores éticos o religiosos por lo cual su situación es la de estar a la deriva en el navegar del consumo a ultranzas. En sus casas, algunas con desestructuras radicales o permisivas y por supuesto con un aumento de falta de autoridad, no se les educa. Basta con mirar las tensiones que hay en los centros para descubrir lo que hay en el interior de la familia del alumno en cuestión. Y lo peor del asunto es que siempre los padres quieren llevar la razón posicionándose más del lado del hijo-alumno que del lado del profesor. Los Institutos tienen que dejar de ser un basurero-guardería que cubra las faltas educacionales de ciertas familias.
Por otro lado, en cuanto a la enseñanza algunos Institutos han comenzado el curso sin tener cubierto el total del profesorado. Parece ser que la Dirección Provincial apuesta por un “recorte” que no es más que un “apaño”. Y ahí están ciertos IES haciendo filigranas para mantener el barco a salvo, a veces con imposibles. Estos recortes de personal no sólo hacen más agravante el paro en el ámbito de la docencia sino que además hace más complicada la enseñanza al aumentar del número de alumnos que superan las ratios programadas. Si no hay profesores hay que unir los grupos. Y todo con el cuadro de fondo de una enseñanza atomizada en su “supuesta necesidad” de diversificar las materias. Y con ello provocando más “analfabetismo” que hace que las sesiones, incluida las del bachillerato, se ralenticen. No quiero decir nada de los que llega a la Universidad y tienen que hacer un curso de iniciación rellenando “lagunas”.
En fin, en esta “brega” diaria docente, hay que poner una medalla al cuerpo de profesores y a los cuadros directivos de los Institutos porque, pese a ese “mirar para otro lado” de las instituciones sindicales y gubernamentales, se sigue trabajando ya sean los niveles de disciplina bajo la responsabilidad de la dirección de los IES, como los niveles de aprendizaje con el empeño “heroico” de los docentes. Es así, no hay más esperanza que lo que buenamente se construye, con vocación y esfuerzo, en el día a día.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto