sábado, 24 de octubre de 2009

Faustino Lobato presenta su libro de poemas "Las siete vidas del gato"



Recogido del digital Extremaduraaldia.com. Ocio y cultura

El salón de actos de la Facultad de Biblioteconomía y Documentación de Badajoz acogió ayer tarde la presentación del poemario de Faustino Lobato, poeta y profesor de Secundaria, "Las Siete Vidas del Gato"; un diario del dolor y donde muestra sus sentimientos más profundo en una parte de su vida, la larga enfermedad y muerte de su padre.

El acto de prensentación del poemario la realizó el escritor y poeta cacereño, José María Cumbreño, premio poesia Ciudad de Badajoz; junto al editor de la obra, el gerente de Imcrea, Manuel Romero.
Romero, en su intervención, dijo a los presentes que el poemario de Faustino Lobato, "va a encantar.., os lo prometemos", aseveró, e indicó que podia usar esta palabra en sus diferentes connotaciones, "os gustará, os cultivará, os hechizará", por lo que afirmó a los más del centenar de personas que ocupaban el salón de actos de la Facultad, "os encantará".

Con estas palabras, y tras un breve recorrido de las obras y premios de José María Cumbreño, Romero le dio paso a la presentación del libro. Cumbreño, agradeció la invitación para presentar un libro del que dijo "está tan bien escrito, que no sé que aportar", por lo que señaló que se limitaria a "hilvanar tres o cuatro obviedades".

Así, apuntó que en el libro se reconoce "herencias" de maestros que Faustino Lobato "ha asimilado muy bien", además indicó que durante la lectura del poemario, da la sensación de que "uno se encuentra solo". Además añadió que el libro está "salpicado" de elementos como la vejez, la muerte... "muy vinculado a la poesia elegíaca de las coplas Jorge Manrique y que entronca también con la obra de Lorca "El llanto de Ignacio Sánchez Mejias". Asimismo, Cumbreño, dijo que la obra de Faustino Lobato le recordaba también a un poema "soberbio" de Isla Correyero, titulado, 'Diario de una enfermera', en el que se hace una "radiograía del dolor" y donde se trata un tema "no habitual" en la poesia, el dolor, la enfermedad, la muerte.
Al respecto, el escritor cacereño, dijo que ese era en parte, el tema del poemario de 'Las Siete Vidas del Gato', destacando también que el libro trata el tema de la esperanza, que convive con la muerte.

Un libro que en opinión de Cumbreño, "es el más cuajado y más maduro" de la obra de Faustino Lobato, que busca en su interior y que en un momento dado, "ha tratado de encontrase a sí mismo", coincidiendo con la larga enfermedad y muerte de su padre. "Un diario del dolor, donde ha ido radigrafiándose a sí mismo y donde va mostrando lo que le pasaba en su interior en esos momentos."

En definitiva, y según el escritor, una Poesia de corte clásico pero dicha en voz baja, donde no se usa el malabarimo verbal, ya que según Cambreño, "no hace falta", por que su intensidad, "la saca de la potencia de sus imágenes". Así, Lobato se despoja de elementos retóricos y consigue construir imágenes "a la par que sencilla, hermosísimas". "Tino es un poeta que además es filósofo".

Cumbreño finalizó su intervención haciendo alusión a una cita del maestro, Jean-Jacques Rousseau, "Un buen padre vale por cien maestros", y sobre ella, afirmó, "desde luego Tino, el tuyo hoy, estaría orgulloso de ti"




Por su parte, Faustino Lobato, que dijo sentirse como un "aprendiz", agradeció las palabras de Cumbreño, dándole las gracias por haber traido a la presentación de su obra, la palabra "docta" del que sabe y del que su oficio es el de escribir, además de enseñar y aprender de la propia vida.

Lobato reconoció que el protagonista del libro "Las siete Vidas del Gato", es su padre, "que está presente más que nunca", que durante tres años y medio sufrió un Parkinson "galopante", que lo quedó inválido y ciego, falleciendo recientemente. Faustino además agradeció a su famlia el poder sacar "ciertos registros", del ámbito personal e íntimo, que en el fondo consideró como "enseñanzas".

El autor de 'Las Siete Vidas del Gato', destacó de su libro la nota de esperanza, señalando que "los porqués" están muy presentes, pero al final se termina con esa especie de "sobrevivencia existencial".

La obra, según Lobato, es una especie de diario existencial, al que llamó las siete vidas del gato porque se decia que si su padre "salia de ésta, saldria de la siguiente", y según afirmó, "tenia tantas vidas como la del gato".

Por últiimo agradeció la presencia de familiares, amigos y compañeros, por que "dais ese calor propio" del que muchas veces carecemos los profesores y escritores, que están a la intemperie de muchas situaciones". "Los silencios son para nosotros como la propia vida, pero el silencio acompañado siempre es el mejor silencio, y en este caso no deja de serlo así".

El acto finalizó con un recital de poesia del propio autor acompañado por una danza de María Lamas y el piano de Manuel Mansilla.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto