domingo, 13 de mayo de 2012

Celebrando el 15-M



Hago esta breve reflexión desde mi adhesión a las propuestas del 15-M. Nosotros, paises del primer mundo estamos sufriendo la enfermedad de la injusticia del tercer mundo. Nadie se ha dado cuenta del capitalismo salvaje hasta que no le ha  tocado el bolsillo. El capitalismo salvaje del que hablo es el de los banqueros y los políticos corruptos esos que escudándose en el neoliberalismo y sus propuestas burguesas de hace doscientos años, están devorando la moral de los ciudadanos sin ser capaces de robarles la dignidad, que esta es lo último que se pierde. Pobres pero honrados. En fin, Europa se da cuenta de quienes son los que cobran con intereses inmorales. Esta Europa de hoy prueba de su propia medicina, la de la explotación sin medida en los Países del tercer mundo, en sus excolonias. Hoy, el desierto de lo precario de esos países que pasan hambre e injusticia llega hasta nosotros. Un proceso de desertización que solo se arreglará cuando se derriben las mascaras de la “democracia”; en definitiva, cuando a las cosas se las llame por su nombre y la empresa política empiece por dar ejemplo.  
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto