domingo, 7 de marzo de 2010

el lugar de sus sueños







Ya en la calle miró el plano de la ciudad y descubrió que el lugar de sus sueños tenía una mancha de café. No sabía cómo pero se dirigió hasta allí. Cuando llegó el inmueble estaba cerrado. Con un gran cartel entre los graffitis que decía: SE VENDE.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto