sábado, 14 de abril de 2012

Viva la República!!



Un día mientras mi padre paseaba, de las pocas veces que lo hacía, se cayó y se fracturó una cadera. En ese momento, mi padre, ya jubilado, entró en el declive físico. Él nunca fue de caza, y menos a lugares ignotos de África, ni tuvo un avión privado que lo llevara y trajera a los lugares de recreo. Mi padre no era rey, era el mejor padre; ni vivía del cuento, era- sencillamente-un trabajador, como los miles de trabajadores “pos guerra civil” de este país. Siempre sonreía. Le gustaba hacer favores. Miraba de frente y siempre decía la verdad. No era republicano, ni tenía ideas “políticas de partido”, era un hombre justo que hacía lo posible porque todos fueran tratados con igualdad. Nunca dejó de expresarse con libertad. Se murió, pero sigue vivo en mi hacer de cada día, cuando fuera de horas, trabajo; cuando sonrío; cuando hablo, sin miedo al que dirán. Hoy, después de las noticias, me han entrado ganas de unirme a todos los que piden la República y hacer que los derechos no lleven el color azul-liberal sino rojo de consenso. Si es que los colores tienen actitudes. Sí, quiero un país republicano donde la política no sea una empresa sino una vocación; donde se valore la cultura y el hecho de ser ciudadano, sea la mejor expresión de ser libre sin la opresión de “mercados” desconocidos. Mañana dan el alta al rey que ha sido intervenido de una operación de caderas fracturada mientras cazaba en un país lejano de África. Y digo yo, que “con la que está cayendo”, en medio de recortes y un paro creciente que el rey se vaya de caza me parece una frivolidad imperdonable. Por eso me quedo con mi padre y con el deseo de ser republicano.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto