martes, 31 de julio de 2012

Vencer, defendiendo una causa justa.




Un verano interesante, este de 2012, con cuestiones calientes en todos los sentidos pero de los acontecimientos más relevantes, además de saber de la ineptitud económica de quienes nos gobiernan, es el de la resolución del Ministerio de Medio Ambiente para no implantar una refinería en Extremadura. Este hecho viene marcado con una  fechas para recordar el 16 de julio. Y junto a esta fecha otra,la del día 27 de este mismo mes cuando la Plataforma Ciudadana Refinería No reunida en Asamblea extraordinaria se disuelve.


Qué grande esta Plataforma de ciudadanos extremeños capaces, durante ocho años desde el 27 de febrero de 2005, de mantenerse en la lucha contra unos deseos caprichosos y oligárquicos de quienes querían convertir el suelo fértil  y los cielos limpios de una región, como el de Tierra de Barros, en una cloaca infecta. Sus reivindicaciones las han hecho con cabeza, sabiendo lo que pedían y documentándose, al máximo, en todas las propuestas. 



Se han disuelto y han hecho muy bien. Una vez conseguido el objetivo del por qué se luchaba perpetuarse como grupo ya no tienen sentido. El grupo nació para que no se levantará una Refinería en Estremadura que, más que beneficios, suponía un atraso para una región que va teniendo su sitio en el mundo del turismo y en el de la enología. Por otro lado, este hecho de disolución es una muestra más de que la Plataforma REFINERÍA NO nunca fue un movimiento de políticos sino de ciudadanos. Es cierto que entre los ciudadanos de este grupo había políticos y militantes de izquierdas pero, eso sí, agregados como pueblo con derecho a sumarse a las luchas y causas justas que la Plataforma iba defendiendo. 

 Felicidades amigos de la ex-Plataforma ciudadana Refinería No. Es un honor haberos conocido.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto