lunes, 26 de mayo de 2008

TEXTURAS

A Cesar, pintor y amigo.
A sus musas y sus marañas dedálicas.


Los ojos contemplan el espanto
que domina la textura
donde una sombra acomoda
los impulsos del vacío.

El juicio de la luz
tiembla en las manos.

Se humilla el lienzo
ante el trueno creador
mientras la línea sorprende el espacio
hasta la herida.
Lacerado el perfil de la musa,
que el dibujo disuelve
en la mentira de la imagen.

Hunde su rostro el pincel
en el río febril de los colores,
habitado genio
que mata la frontera del creador,
deshaciendo, implacable,
la verdad de los pigmentos .

La luz es el modelo
que rumia vergonzoso
un escorzo inacabado.

Duerme en el vientre del artista
el suicidio de la forma.

Se apaga el caos en el regazo del boceto,
desaparece en el eco doliente del trazo
y sorprende a la belleza.

Bajo la húmeda atención del pintor
los muslos de un ángel
se aprietan poseídos.
El guardián depone el miedo,
cuelga las alas
en esta habitación vestida de misterio.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto