viernes, 6 de noviembre de 2009

Metáfora del ciudadano





En su poemario Diccionario de DUDAS, José María Cumbreño dice que "títere es un muñeco que maneja el titiritero para decir lo que le viene en gana haciendo creer al público que es el titiritero el que habla a través de él..." Mirando el texto en línea recta parece una obviedad pero si se lee entre líneas, que es como hay que leer la obra de Jose, se descubre una crítica sutil que apunta, en un nivel ético-político, a los se dejan manejar en las alturas del poder.


Seguro que no es la intención del autor hacer juicios de valor de quienes nos gobiernan, sin embargo yo aprovecho este magnífico planteamiento para subrayar la mediocre actitud de muchos políticos que son la voz de quienes están por encima de ellos, titiriteros a sueldo. Cuánta hipocresía entre aquellos que, por no dejar el cargo, son capaces de hipotecar su pensamiento crítico negandose a la libertad.

Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto