viernes, 20 de noviembre de 2009

Sigo en esta prisión


Sigo en esta prisión de la casa, todavía con el malestar del resfriado que, aunque mejor, no me deja...Estos virus tienen eso. Pero mejor en casa que no fuera infectado a todos.


He terminado de leer el libro de J.L. Peixoto Morreste-me, precioso. PRECIOOOOOOOOOOSO. No tengo palabras para describir tanta belleza ante la ausencia del padre muerto. Cuántas imagenes en las oraciones, qué pocos capítulos para seguir apreciando los sentimientos... Merece la pena leer a este autor que, como dice un amigo mí, es jodidamente jóven. Bueno, sigo como mis males deambulando y leyendo...También haciendo comentarios largos en el foro de Libertad 8. Uffffffff. Até logo.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto