martes, 24 de noviembre de 2009

Otra vez Kavafis




Como enredaderas, las manos
le crecían al son de las palabras
y las palabras limitaron el espacio,
ahuyentando los fantasmas desnudos
del tiempo.


Fragmento de Otra vez Kavafis
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto