martes, 25 de mayo de 2010

Capricho de aves solitarias







Cuando los mensajes tardan
y la mañana avanza
el frío destroza el sentido
de la espera. La inquietud,
un capricho de aves solitarias.

Nada hay más sincero
que este papel sobre el que escribo
soportando palabras
en un abrazo sin alma.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto