domingo, 16 de mayo de 2010

Las miradas y el tiempo.






Siento que el espejo no aguanta mi mirada.
A lo mejor es mi mirar el que no soporta el espejo
porque me hace descubrir ese parte extraña
e irreconocible que crece en mí.
Mejor no mirarme en él y si me miro
tengo que aceptar la sombra que no quiero.

El tiempo es implacable.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto