miércoles, 6 de julio de 2011

su nombre



Cuando pronuncio su nombre
es el silencio quien responde.
Su nombre resbala por las paredes
atraviesa los rincones y vuelve con la herida
de no saber dónde se encuentra.

Cómo contar el tiempo, descifrar las caricias
y sortear la luz del mediodía esperando
que ocupe su lugar, ahora vacío.




Hoy nuestra gata ha desaparecido y no sabemos dónde está. Vivimos en un sexto piso, si cayó al vacío nadie la vio. Hasta ahora es un misterio su no aparecer por los pasillos de la casa. Alguien nos ha dicho que esperemos que, a veces, pasan días escondidos no se sabe dónde. De momento estamos tristes.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto