miércoles, 17 de junio de 2009

Animales en tierra.




Por qué
silenciar el viento de la calle, esa
furia indómita que arrastra,
envuelta en voces, la basura de los días.
Lentamente abro las manos para tomar
impulso y volar. Deseo irrefrenable,
poder absurdo de animales en tierra
envidiosos de las aves que emigran.

Creo en la palabra, en la brisa,
en el límite de la piel que guarda
la bondad de tu olor. Bendita memoria
que mantiene la compasión de la espera.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto