viernes, 19 de junio de 2009

La realidad se hizo carne en el gesto











Por qué estar al filo
de la sombras cuando todo
parece fluir con la lentitud
de los graves. Por qué buscar
ese absurdo punto de equilibrio
entre el ser y lo invisible
si todo se mueve con sus ritmos.

Gusta transgredir,
romper los límites, dejar
que el disparate campe
con licencia de forma
absurda,como si te citara
debajo de la mesa para besarte
mientras nos miramos al comer.

No hay equidistancia ni forma
solo imaginación,ensoñaciones
que nos empujan a ese paraíso
donde la ficción parece menos mentira
y el mundo se desvela como lo mejor.

Cerré la puerta, me miraste
y se acabaron los juegos,
los absurdos, las preguntas.

Tus ojos lo dijeron todo
y la realidad se hizo carne
en el gesto.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto