sábado, 13 de junio de 2009

El signo cifrado de las miradas













Llegó con el susurro de la luz
acodando su aliento en la pared.
Su abrir los ojos fue un gesto creador
capaz de dibujar rostros en el semblante
del aire. No había otro entendimiento
sino el signo cifrado de las miradas.
Después, tú y la rebeldía de tus labios
persiguieron la herida
del camino.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto