sábado, 9 de mayo de 2009

No importa

















No importa que el día esté nublado, no importa.

Los ojos siguen acogiendo la maternidad caliente
de la tierra, ese brillo de las plantas que late
al ritmo del olor de esta primavera nublada.

No importa si hoy me encuentro
en el punto de llegada y de partida
mientras siento vivirme en el presente.

Los gestos me enfrentan a la vida, a las cosas
que no consigo expresar, a las palabras que guardo
en el silente espacio del alma.

No importa si la casa tiene
las ventanas abiertas o cerradas,
no importa.

Las manos se vuelven rostro, paciencia
al recordar las caricias del agua, espíritu
al tocar los objetos que otros tocaron.

No importa si hoy está nublado, no importa.
Vivo al gustar el cielo
dentro de la boca, el infierno
al pronunciarlo.

No importa como esté el día
si la palabra me devuelve
al origen, esa palabra
que enmudece al contemplar
el espacio donde todos nos movemos.

No importa el resto porque sigo
creciendo, perversa y endiabladamente,
en el amor.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto