jueves, 25 de septiembre de 2014

Lecciones de humanidad.



Y ahora, después de un alta hospitalaria, a las curas diarias en mi Centro de Salud...Un dolor soportable comparado con otros dolores. Yo, que no tengo paciencia para las enfermedades,me mantengo con ánimo gracias al cuidado atento de mi mujer...y a la sonrisa de mi hijo. Son las dos personas a las que, en este momento, les debo todo...y en especial al hecho mismo de crecer...Si alguien me daY ahora a las curas diarias...un dolor soportable comparado con otros dolores. Yo, que no tengo paciencia para las enfermedades,me mantengo con ánimo gracias al cuidado atento de mi mujer...y a la sonrisa de mi hijo. Son las dos personas a las que en este momento les debo todo...y en especial el hecho de crecer...Si alguien me da lecciones de humanidad son ellos, y particularmente Gema, mi mujer, a la que quiero.Y ahora a las curas diarias...un dolor soportable comparado con otros dolores. Yo, que no tengo paciencia para las enfermedades,me mantengo con ánimo gracias al cuidado atento de mi mujer...y a la sonrisa de mi hijo. Son las dos personas a las que en este momento les debo todo...y en especial el hecho de crecer...Si alguien me da lecciones de humanidad son ellos, y particularmente Gema, mi mujer, a la que quiero. 
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto