viernes, 12 de septiembre de 2014

Una distorsión incapaz de ser música.



Después llegaron los momentos de la duda,
quebrando la utopía, bloqueándolo todo.
Las lluvias de septiembre purifican la pesadez 
del calor. Comunicarse en una sola dirección,
"cuando sea".Una indeterminación para hablar;
un imperativo para decir no sé muy bien qué.
Corre una brisa casi otoñal.

La muerte llega cuando no la llamas; barre 
con todas las presencias, con todos los gestos. 
Había que desaparecer. No dejar rastro. La existencia
es cero cuando el miedo toma la calle y el alma,
y la mirada, y la memoria. Y todo se vuelve basura,
y la dignidad se acaba, y la mentira se camufla y
la media verdad deja de serlo.  Las ventanas 
están abiertas. El teléfono suena y no respondo.

Y así, en este viatico del desamor, con este alimento
amargo de no saber cuál es el norte, tomo conciencia
de la fragilidad, de lo cálido y lo frío.Hay un olor 
a tierra mojada que despeja el bochorno del asfalto.
Cuándo se dará el encuentro, cuándo hablarás para decir
quédate que anochece y el día ya va de caída.

El tiempo pasa, recrudece la distancia, y la palabra
se vuelve más compleja. Y al final, no quedará nada
por decir. ¿De qué hablar cuando todo está dicho?
Los fantasmas acuden como moscas. Nadie
nos salvará de las torpezas, solo el amor. El ruido 
de los coches rebota en la avenida, una distorsión 
incapaz de ser música. En esta hartura de las mañanas,
tu imagen sigue rodando.

Quiero rechazar este sentirme nada, nada, vacío. Ir
a ese lado de frontera donde permaneces, y sanar
tus heridas. Y callar, callar, para que la palabra
tenga sentido. La comida está por hacer. Sigo 
leyendo otros poemas. Me pregunto cómo estarás.
Sé que no hay repuesta. Todo es como una pantalla
en blanco.

Unos niños corren y gritan, otras voces 
le siguen.  A  lo mejor es conveniente dejar
el pensamiento en el papel y este tirarlo a la basura.
¿Qué merece la pena y que no? ¿La respuesta es vivir,
vivir como si nada hubiera ocurrido? ¿o es  crecer,
junto a nuestros ángeles de alas cortas?

 Quiero dejar que la vida siga su rumbo, y la utopía
reviente. Y que el rap enmudezca por las esquinas
si no denuncia la puta injusticia de los poderosos.
Sale el sol, el calor se hace sentir en medio 
de una tenue brisa.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto