martes, 3 de junio de 2008

ENCUENTROS

Vivir ese instante eterno
de la sonrisa que escapó de su rostro
y se embarcó en mis ojos, navegando
corazón adentro, hasta el puerto del amor;

vivir la aventura de la palabra,
que brota de su alma y prendió
el fuego de mi boca, hasta deshacer
el aliento
del cansancio;

vivir con la puerta abierta,
dejando que el día pase con su sombra
vestida de risa y voz, de contraluz
que me anima a continuar;

vivir en el fondo del espacio
y ver que todo es
en la medida que lo quiero. Vivir,
en el pulso de la sangre que me empuja
cuando el mundo cae;

Vivir, vivir todas las presencias
tejidas de amor confiado
hasta el límite doloroso
de los días que se fueron.

Vivir este presente, lleno de encuentros,
vivir perdonando el torpe andar
de lo pasado.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto