lunes, 25 de agosto de 2014

Amarrando los segundos...



                               


Las horas se suceden. La mañana tiene ese aire
de calma dormilona.Fuera, los edificios se aplastan
sobre el asfalto. Sabe a podrido. Sin remedio,
el tiempo se suspende en el esbozo de tu sombra.
La emoción estará entre nosotros, la vida. Alma y cuerpo,
y los gestos inexplicables y el dolor superado, las risas,
tú y yo amarrando los segundos.

En las noches acaricio tu espalda de miel.
Abrazo tu cintura. Tus piernas moldean las mías.
Mi alma y mi carne te visten, te  arropan.
Susurras palabras que no entiendo. El sueño continúa.
Respiro  al unísono contigo. Un nudo en la pelvis
se deshace en tu vientre, fluye, como este rap
que llega y se pierde en tus labios.

Quiero ser yo en ti, sin miedos; estamos a merced
de una voluntad extraña que crece sin medidas
entre fuerzas convergentes.Como ojos, las ventanas
me miran desde sus marcos, perfectas, pulidas.
Sigue el sueño, la utopía. La luz, sesgada y quieta,
rompe las sombras, deja al descubierto las manos
que se ovillan y afirman las caderas. Sueño.


Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto